Política

Fernández, Larreta y Kicillof están reunidos en Olivos, pero esta vez no habría un anuncio conjunto por TV sobre la cuarentena

28 de Agosto de 2020
n2ztalayrrh3rm4jltshau6ouy

A diferencia de otras oportunidades y en medio de un clima de tensión política, el Presidente, el jefe de Gobierno de la Ciudad y el gobernador de la provincia de Buenos Aires decidieron comunicar cómo será la próxima fase del aislamiento a través de un comunicado y no en un mensaje televisivo

El presidente Alberto Fernández está reunido por primera vez en la semana con Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof en la Quinta de Olivos. Como ya lo hicieron otras diez veces, pulirán los detalles del anuncio que oficializarán un par de horas más tarde sobre el futuro de la cuarentena. Sin embargo, no todo será igual. Esta vez las autoridades eligieron no compartir un mensaje televisivo: los anuncios se harían a través de un comunicado de prensa que se difundirá a través de las diversas plataformas digitales de las tres administraciones.

Hay diferentes motivos que llevaron a los dirigentes a cambiar la tradición. El primero -y quizás el más importante- es el clima político. Esta semana se elevó la tensión entre la oposición y el oficialismo en medio de la reforma judicial y luego de las versiones cruzadas entre la Casa Rosada y Juntos por el Cambio sobre el contenido de un encuentro que mantuvieron Fernández y Mauricio Macri en marzo.

Parte de ese clima espeso se sintió en las reuniones que mantuvieron los equipos técnicos de la Ciudad, la provincia de Buenos Aires y el gobierno nacional para empezar a definir los anuncios que se formalizarán este mediodía. Funcionarios de las tres administraciones reconocen que el diálogo no fluyó en esta oportunidad como en las semanas anteriores. De hecho, generalmente el Presidente, el jefe de Gobierno y el gobernador se reunían los jueves -un día antes del anuncio de extensión de la cuarentena- para coordinar planes, algo que esta vez no sucedió.

De no haber cambios, el gobierno porteño intentará continuar con su plan de aperturas en etapas. Para esta nueva fase, prevé habilitar mesas al aire libre en locales gastronómicos (restaurantes y bares). Esta mañana se discutía si habilitará la venta de bebidas alcohólicas porque no son pocos los que temen un desborde en las cervecerías, rubro que sumó cientos de bocas de expendio en el último año.

“La propuesta es con mesas afuera y atención para evitar que la gente se amontone para retirar pedido en la puerta del local”, explicaron fuentes del gabinete de Rodríguez Larreta.

San Isidro, el primer municipio del Conurbano que habilitó la gastronomía, puso reparos a la venta de bebidas alcohólicas.

El jefe de Gobierno llegará a Olivos con una carpeta que incluye otro tema que generó discordia esta semana: la reapertura de escuelas. El dirigente del PRO volverá a pedir autorización para permitir que los chicos que perdieron contacto con el sistema educativo puedan acudir presencialmente a los gabinetes informáticos. El proyecto sobre el cual había un principio de acuerdo hace 15 días fue vetado esta semana por el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

El plan de etapas de la Capital Federal se sustenta en elementos sanitarios: la curva de contagios se mantiene estable. Esta mañana, el ministro Fernán Quirós advirtió que hay que tomar un promedio de los últimos siete días para tener estadísticas confiables y esos números continúan siendo positivos para la percepción del gobierno porteño.

La provincia de Buenos Aires también respiró más aliviada esta semana cuando notó por primera vez en mucho tiempo un descenso de la ocupación de camas de terapia intensiva, pero cree que todavía no es momento de tirar manteca al techo. Por eso, por el momento no propiciará nuevas aperturas, al menos en la próxima semana.

En el parte matutino de este viernes, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, hizo hincapié en las 18 provincias donde se estableció que hay transmisión comunitaria del virus. Planteó que muchos de esos distritos aún se encuentran lejos de poder avanzar de fase e incluso informó que en las últimas horas se fueron sumando más departamentos, lo que confirma las sospechas de los especialistas: el brote de contagios comenzó a desplazarse desde el Área Metropolitana hacia el interior del país.

En el Poder Ejecutivo nacional le restaron importancia al cambio de metodología para anunciar la prórroga del aislamiento. “Se va a hacer la reunión como siempre, vamos a tomar imágenes y luego vamos a difundir lo que se decida a través de redes sociales; no hubo grandes modificaciones epidemiológicas en los últimos 15 días”, anticiparon. Dicen además que el jefe de Estado tendrá este viernes una agenda intensa que incluye un viaje a Santa Fe y la grabación de un mensaje hubiera alterado los planes oficiales. Creer o reventar.

Hacia Arriba