Sindical

Barrionuevo dijo que peligran los 500 mil empleos gastronómicos y advirtió que su propio gremio no podrá pagar salarios

12 de Abril de 2020
1586622376

El secretario general del gremio gastronómico, Luis Barrionuevo, dijo hoy que está "muy preocupado" por que su sector es el más "golpeado y afectado" a raíz del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, pero consideró que las medidas sanitarias adoptadas hasta ahora por el presidente Alberto Fernández "son acertadas".

"Somos 500.000 los que trabajamos en el país en restaurantes, hoteles, bares, turismo, y todo eso está prácticamente parado, no solo en la Argentina, en el mundo, por eso la preocupación es grande, y creemos que, una vez que pase la pandemia, la recuperación también va a ser muy lenta", advirtió Barrionuevo en diálogo con AM 750.

El jefe sindical comentó que trabaja con las cámaras empresarias de su sector "para llegar a acuerdos para que afronten una parte de los sueldos de abril y mayo, y que la otra parte pueda ser cubierta con las facilidades que ha dado el Gobierno, con créditos al 24% y los Repro", el programa que brinda una suma mensual equivalente al salario mínimo, vital y móvil.

En ese sentido, confió que su propio gremio, la Uthgra, que tiene unos 2000 empleados, tendrá problemas para pagar sus sueldos futuros. "Nosotros recaudamos unos 500 millones por mes entre el gremio y la obra social, y ahora eso está en cero", graficó Barrionuevo.

"Nuestro sector seguramente va a ser el último en recuperarse por dos motivos: primero, porque va a subsistir por un tiempo el temor en la gente de querer salir a restaurantes, de juntarse, después de lo vivido, y también habrá que esperar a que se recupere el poder adquisitivo en general, para lograr un nivel adecuado en la actividad", explicó el gremialista.

Barrionuevo afirmó que su gremio acata las medidas sanitarias dispuestas por el presidente Fernández, a las que calificó de "muy acertadas hasta ahora".

"Hay un sacrificio que hay que hacer, primero está la vida humana, y después veremos cómo nos recuperamos. Esto no es un fracaso político, esta es una situación mundial inédita", enfatizó el dirigente.

Remarco además que el Presidente "está llevando muy bien todo el tema sanitario", pero adelantó que espera que el jefe del Estado convoque a las cámaras empresarias de su sector, "el más afectado", para ver otras formas de ayuda por parte del Estado a la actividad gastronómica.

Finalmente, Barrionuevo se mostró en contra de aplicar un impuesto a los grandes capitales: "Impuestos no, que traigan esa plata de afuera, con eso podríamos reactivar el país mucho más rápido", concluyó el dirigente.

Hacia Arriba