Sindical

Las terminales, el Smata y la UOM le presentarán a Kulfas su plan 2030 para reactivar la industria

13 de Diciembre de 2019
586e9d3d17de71004x565

La cadena de la industria automotriz, con el gremio de mecánicos como actor clave, presentará la semana próxima al flamante Gobierno un conjunto de políticas y propuestas para el crecimiento y transformación del sector.

La cadena de la industria automotriz presentará al gobierno de Alberto Fernández su Plan Estratégico 2030, que contempla un conjunto de políticas y propuestas para el crecimiento y transformación del sector, que es resultado del diálogo de las terminales radicadas en el país, las empresas autopartistas, las concesionarias oficiales y los sindicatos.

La presentación del documento está prevista para el martes 17 a las 9.30 en la sede del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), del centro porteño.

Al encuentro fue invitado el designado ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, entre las autoridades nacionales vinculadas al sector -algunas de ellas aún por designar-, los gobernadores de las denominadas provincias con radicación de empresas vinculadas a la industria automotriz y los directivos de la empresas del sector.

El trabajo fue realizado por la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa); la Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara), la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes, los sindicatos Smata y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), y la coordinación de la Escuela de Negocios de la Universidad Austral.

El trabajo había sido elaborado con la idea de ser presentado a los candidatos presidenciales, pero por cuestiones de agenda se decidió postergarlo hasta la llegada de las nuevas autoridades que asumirán el 10 de diciembre.

El plan traza una nueva agenda integral en base a siete programas de reconversión y desarrollo en aspectos industriales y comerciales, que requerirán el acompañamiento de políticas de competitividad, tributarias, laborales y de infraestructura.

Con una visión del sector para la próxima década, se proyecta el futuro de la industria en un contexto de "disrupción inédita", generado a nivel global por las transformaciones tecnológicas y las nuevas demandas de movilidad.

A partir de una coyuntura comprometida por las caídas de producción y ventas locales, la industria automotriz avizora la necesidad de una transformación para las próximas décadas que lleve al sector a transitar cambios que se anticipan en términos de motorización, conectividad y seguridad/autonomía.

Hacia Arriba